3 de febrero de 2013

Silver Linings Playbook / El lado bueno de las cosas

Ayer vi El Lado Bueno de las Cosas (Silver Linings Playbook), película dirigida por David O. Russell y protagonizada por Bradley Cooper, Jeniffer Lawrence, Robert de Niro y Jacki Weaver.

Aunque cuente con una trama que trata temas complicados como lo son las enfermedades mentales, tiene un guión muy ingenioso que nos da una perspectiva totalmente nueva y le resta un poco de seriedad al asunto, ya que, al fin y al cabo, hablamos de una comedia. Podemos ver un reparto igualmente efectivo, incluso brillante, cuyas actuaciones ya les han valido nominaciones a varios premios, incluidos los Oscar.

Un resumen de la historia: Pat (Cooper) sale del psiquiátrico en el que tuvo que pasar 8 meses después de un incidente con el "amigo" de su mujer. Cuando logra salir de allí lo hace con toda la predisposición de recuperar su matrimonio, pero entonces conoce a Tiffany (Lawrence), una chica tan desequilibrada como él que, contra todo pronóstico, le hará volver a encontrar su cordura (a veces las personas que menos esperamos son las que más nos enseñan).




Había momentos en los que las situaciones planteadas hacían que no pudiera parar de reír, especialmente con los diálogos entre los deslenguados protagonistas. Y esa es una de las ventajas con las que cuenta esta película, ya que tanto Pat como Tiffany tienen serios problemas para desenvolverse con normalidad en la sociedad. Cada vez que abren la boca no es precisamente para decir algo halagador ni cortés, sino que llegan a un extremo de sinceridad tanto el uno con el otro como con los demás que puede llegar a asustar.

Porque, no nos engañemos, la honestidad es algo que escasea en estos días y la única cosa que puede llegar a asustarnos de verdad. A veces preferimos que nos mientan a recibir una mala crítica e incluso llegamos al punto de mentir nosotros para que no nos juzguen. Todo por miedo a no encajar, a que a la gente no le gustemos. Y precisamente la falta de ese miedo, sumado con ese punto de entrañable locura por parte de los protagonistas es lo que hace que nos encariñemos tanto con ellos.






Aparte de todo esto, hay un tema que tratado aquí que me llama mucho la atención y me da mucho que pensar, porque creo que es algo que nos ha pasado a todos. Me refiero al amor no correspondido. Durante casi las dos horas que dura esta película (enfatizo el casi) vemos a Pat convencido de que va a recuperar a su esposa porque claro, él la sigue queriendo. Pero, ¿hasta qué punto podemos dar lo mejor de nosotros a alguien que no tiene ni un remoto interés? ¿Cuánto aguantamos amar incondicionalmente sin recibir nada a cambio?

Sacando cosas en limpio creo que no hay peor amor que el que nos ciega a esperanzas para después arrebatárnoslas. Muchas veces habrá que luchar por lo que queremos que permanezca en nuestra vida, pero en el momento en que veamos que eso no pretende quedarse, habrá que dejarlo ir y mirar a nuestro alrededor para encontrar algo mejor.



Y bueno, reflexiones aparte, especial mención tiene la familia de Pat, disfuncional y adorable a ratos, con una madre cálida y amable interpretada por Jacki Weaver y un padre maniático y supersticioso a más no poder perfectamente retratado por Robert de Niro, que nos da un poco a entender por qué su hijo terminó en una institución mental. 

Lo único que espero es que si llegáis a ver esta película la disfrutéis tanto como yo, y le saquéis tantos significados como sea posible, porque tiene bastantes. Tiene un buen reparto e increíble música y guión. 
Lo único que criticaría sería que la trama tiene algún que otro tópico, y es un tanto predecible. Pero dejando esto aparte, se merece sus 8 nominaciones a los Oscar.





Me despido y os animo a comentar si ya habéis visto la película o si pensáis verla, me gustaría mucho saber vuestras opiniones.

Un beso,

Ber

1 comentario:

  1. Después de este resumen y de tu opinión tengo mas ganas de verla! Ya me la habían recomendado!!! :)
    Muchos besos guapa!

    Lucia Gallego Blog

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.