10 de abril de 2013

Everybody's gotta learn sometimes.




La constante indiferencia en la que vivía empezó a consumirla sigilosamente, como la picadura letal de una pequeña araña.
Había dejado de ser ella para convertirse en muchas personas diferentes.
Y de repente, sucedió.
Despertó de un sueño demasiado largo para darse de bruces con la vida.





Ber.

2 comentarios:

  1. Jooo... Que bien ilustran tus fotos las palabras. Me encanta!!

    Un besazo

    www.momentazostaqui.com

    ResponderEliminar
  2. Embobada me he quedado leyendo el texto, love it!!
    Besos!!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.